Fantasmas en La Máquina

Fantasmas en La Máquina

Recientemente la moto se me apagó varias veces de regreso a la casa. Nunca había hecho eso. Cada vez que se apagó me eché a un lado para volver a arrancar la moto. Todas las veces volvió a arrancar y pude avanzar un poco más antes que se volviera a apagar. Cada vez traté algo nuevo buscando cual podía ser la causa del problema. Nunca encontré la causa precisa, pero pude llegar a la casa (por suerte estaba cerca). Al día siguiente, la moto me dio problemas para arrancar.

Ya venía jodiendo desde hace unos días y yo pensaba que era el botón de encendido. De hecho, había dado mantenimiento al botón recientemente, tal vez el día anterior. Obviamente el botón no era el problema, ese botón solo tiene que ver con el motor de arranque. Era intermitente lo que sucedía con el botón: a veces hacía girar el motor de arranque, otras veces no pasaba nada. Pero ahora no pasaba nada el 100% de las veces que apretaba el botón.

Se apaga al girar el timón

En uno de mis intentos logré arrancar la moto. En cuanto giré el timón se apagó el motor. Volví a intentar encender la moto, arrancó, giré el timón y se apagó. Evidentemente tenía un problema con algún cable, era un problema eléctrico. No había de otra, me iba a tocar desnudar la moto y revisar el cableado.

Revisando cableado

Mis cables estaban todos forrados en espiral de plástico para evitar que algo así pasara. Igual, los revisé visualmente y todos estaban aparentemente bien. Iba a tocar usar un multímetro y revisar la continuidad de cada cable. ¡Son muchos cables! Decidí comenzar por el tramo más probable e importante: el del control de corriente (el botón rojo). Ese control, en la derecha del manillar, tiene los alambres del freno derecho (para la luz de freno), el botón de arranque, y el de corte de corriente (el botón rojo).

Control Derecho

Había que desarmar el control para poder probar la continuidad de los cable que tiene. Estos cables van del control a un conector que va al ramal eléctrico detrás del tanque de desborde del líquido de enfriamiento. Curiosamente, de un lado hay seis alambres y del otro solamente hay cuatro, y no de los mismos colores. En cuanto comencé a probar los cables encontré que el chocolate no tenía continuidad. ¡Bingo!

Empate roto dentro de la funda

Me tocó cortar la funda del cable para poder volver a empatar el cable que estaba roto. Al hacer esto encontré que había un par de empates dentro de la funda (hechos de fábrica). Supongo que no había quedado bien hecho, o algo pasó, y se soltó justo donde empatan dos alambres con un tercer alambre. De paso, esto estaba indicado en el esquemático del cableado. Una cosa es verlo ahí y otra es verlo físicamente.

Después que arreglé el empate volví a conectar todos los cables y armar la moto nuevamente. Ahora mi moto arranca de una vez, cada vez. Bueno, más o menos, porque aproveché y cambié mi bujía por una nueva que ya tenía lista para el momento apropiado. Creo que no hice el ajuste correcto en la distancia de los electrodos. Me va a tocar sacar la bujía y volver a revisar este detalle. Gajes del oficio.

Por suerte estos cables estaban bien.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: