Metas 2023

Este 2023 comencé con dos metas, tres entrelazadas, El Reto del Indio y Massanutten Mountain Trail Race. Entrelazado estaba conseguir llegar a 15 ultras, y también completar mi #5 MMT. De pronto se sumaron Hellbender 100m y Tahoe Rim Trail 100m porque salieron regaladas (por razones distintas). Hellbender 100 quedó justo una semana antes que Massanutten, dos cien millas separadas por 7 días.

Ya había corrido dos cien millas separadas por dos semanas. Ahora toca hacer dos separadas por 7 días. Estoy escribiendo esto después de haber hecho parte del trabajo que me había propuesto al principio del año en lugar de hacerlo por adelantado. Ya estamos acabando el primer cuarto del año y no había escrito nada este año. Los primeros dos meses del año los dediqué a prepararme para El Reto del Indio, para terminarla bien y poder seguir corriendo en búsqueda del par de Hellbender y Massanutten.

La primera parte de la preparación, en enero, me dediqué a crear volumen y logré hacer 405 kilómetros a ritmos pausados. La idea era acostumbrarme a correr todos los días y hacerlo sin lastimarme. Corrí sin parar, diariamente, desde el 11 de enero hasta el 26 de febrero. Mi plan era correr sin parar hasta El Reto del Indio, pero por cosas del destino me tocó descansar antes de la carrera. ¡Y eso fue una suerte! No hubiese terminado la carrera si no descansaba.

Eso fue porque en febrero seguí el entrenamiento de volumen con un incremento diario haciendo Run Until You Drop en millas. Llegué hasta el día 21 corriendo la distancia del día en millas. Por cosas fortuitas no pude completar el día 22 y ahí me di cuenta que iba a necesitar el descanso para poder completar El Reto del Indio en marzo. Así es que seguí corriendo hasta el día 26 pero ya solamente haciendo 11k al día, y suaves. Ni siquiera podía hacer el esfuerzo de ir rápido por lo fatigado que andaba.

Lo bueno es que cuando descansé un par de días el cuerpo se pudo recuperar rápidamente porque ya estaba habituado al maltrato. En febrero corrí 525 kilómetros. Iba a llegar a El Reto del Indio con 925 kilómetros de entrenamiento en mis piernas. Creo que nunca llegué tan preparado a ninguna carrera anterior. También venía con dos ultras al final del 2022, No Business y Deadman Peak’s, sumando al entrenamiento del principio del 2023.

Todo lo que he corrido este año me ha dejado en el hueso. Estoy pesando 68 kilos en promedio, y frecuentemente llego a 67 y he tocado 66.5 recientemente. Ahora estoy tratando de aumentar mis comidas para ver si evito seguir perdiendo peso. Toda la ropa me queda grande.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja un comentario