Rumbo a No Business 100

Calcomanía de No Business 100

Ya estoy en las últimas tres semanas antes de ir a correr No Business 100 millas. Si termino esta carrera sería mi 100 millas #13. Me ha costado un mundo lograr ese número porque ya me he salido de dos 100 millas y no pude ir a Massanutten 100 millas este año porque Lorena tuvo una convulsión seria poco antes de esa carrera y quedó en cuidados intensivos. Casi que estoy por ponerme supersticioso y pensar que ese número no quiere nada conmigo.

Twin Arches

El recorrido de la carrera es de 163 kilómetros, parte en Tennessee, pasa por Kentucky y regresa al punto de inicio. El desnivel es de 4,354m y 90% del camino es sendero. Pinta muy bien la descripción y las fotos están fabulosas. Un año la carrera se corre en una dirección y al siguiente año alterna. Este año nos toca el recorrido en el sentido contra el reloj. La carrera parte el 14 de octubre a las 8 am, una hora muy decente, y tenemos 33 horas para terminarla. Las 33 horas me preocupan algo, pero creo que puedo correr la distancia en ese tiempo si no es muy técnico el terreno.

La Hebilla

Voy a correr con Lagarto y Adela (que viene de apoyo para su esposo). Desde Javelina 2016 no voy a correr una carrera afuera con ese personaje de los ultra corredores de Panamá. Como siempre, será muy divertida la compañía de Croc y Adela. Yo estoy inscrito en otra carrera para a principio de noviembre, Deadman’s Peaks en New Mexico, porque estaba en 125 en la lista de espera para esta carrera y no pensé que lograría entrar a NB 100. Ahora tengo dos carreras seguidas, boletos comprados, y dos oportunidades para conseguir mi hebilla #13.

Como típica carrera de Estados Unidos, los requisitos son mínimos:

  • 1.5 litros de agua
  • Manta térmica
  • Un linterna para la noche

Con 15 estaciones bien pertrechadas es poca cosa la que hay que llevar encima para terminar la carrera. La linterna que me falló en Andes Race resultó que estaba defectuosa. Hice pruebas y no era la batería, como pensaba, pero lo misma lámpara. Ya Black Diamond me está enviando una nueva a New Mexico y la tendré para Deadman’s Peaks. Para esta carrera usaré mi Black Diamond Icon 500 con la batería de litio nueva y listo, problema resuelto.

Lee Conner, con quien corrí en Cloudsplitter 100, también va a correr NB100, al igual que Susan Donnelly. Lee me dijo que No Business era muy corrible y más fácil que Cloudsplitter, donde terminé en 31:34. Si llego a esta carrera con condiciones a las que tenía a la misma fecha hace un año, debo hacer el mismo tiempo como máximo. Mi esperanza es cruzar la meta en menos de 30 horas para que Lagarto no deje tirado en la meta y tenga que pedir bote a Nashville.

La verdad es que llegué en buena forma a Cloudsplitter porque Rocío me incluyo en muchas corridas de entrenamiento con Andrea, Raquel, Ana Raquel, José Arenas y Pupi. Ya no tengo quien me saque a pasear tan a menudo, ni quien me lleve a correr por San Miguel y Altos de Pacora. Por supuesto que puedo ir solo, pero la verdad es que soy un corredor gregario y algo perezoso para manejar a correr tan lejos. Si quedo sujeto a mi libre albedrío tiendo a correr lo que se me provoque y pocas veces eso es tanto como debiera correr para estar en plena forma. No es que esté en mala forma, sencillamente no estoy corriendo tanto como hace un año para esta época.

No Business 100 back to back al revés y al derecho
No Business 200

Si completas No Business 100 en ambas direcciones te dan una segunda hebilla, diferente a la primera, que reconoce ese logro. El próximo año, si todo sale bien, puedo conseguir mi hebilla de 500 millas en Massanutten, y mi hebilla de 200 millas en No Business. Antes de adelantarme, primero tengo que terminar la de este año.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: