Orukayak Coast XT

Ya me llegó mi Orukayak Coast XT y estoy muy satisfecho con la decisión de comprarlo. Conseguí un paquete a buen precio que incluía el bote más los accesorios indispensables para remarlo. Apenas mi hermano Roger me dió el bote, lo armé. El bote está hecho de plástico y doblado como un bote de papel, un diseño muy ingenioso.

El paquete consistía del kayak, una mochila para transportarlo, un remo plegable de cuatro partes, dos bolsas de flotación, un asiento de gel, y un estuche impermeable para el celular. El kayak, cuando se dobla, queda como una caja y tiene una correa para cargarlo al hombro. La mochila hace mucho más cómoda la cargada y permite llevar todo lo necesario para la remada (cuando es corta). Las bolsas de flotación son necesarias para que el bote no se hunda si se llena de agua.

La tapa roja de la caja es la base para sentarse dentro del kayak. Adentro del bote, cuando está doblado, vienen las pocas partes sueltas que completan el kayak al armarlo: el asiento, unos soportes para el casco, y unos perfiles que cierran el bote por una costura central superior. La armada no es intuitiva, pero viendo el vídeo de cómo armarlo se aprende rápido. El primer paso es desdoblar el bote de plástico y cerrar la proa y la popa.

Cuando el bote queda abierto, mide 16 pies de largo, un buen tamaño para viajes largos. El segundo paso es colocar la base del asiento uniendo este a la brazola central del kayak. Al instalar la base el bote ya va tomando forma cuando se cierra la brazola y queda formado el hueco para sentarse dentro del bote. Los próximos pasos son colocar los soportes dentro del bote y cerrarlo con los perfiles.

En la primera armada me adelante y coloque los perfiles antes de poner el respaldar. El respaldar del asiento hay que colocarlo antes de meter los perfiles traseros porque al cerrar la brazola queda trancado el respaldo. Ese detalle del diseño no me encantó, pero no es una gran queja. Me gusta tener acceso al espacio detrás del asiento cuando remo y en este bote queda cerrado y sin acceso.

Cuando se termina de armar el bote, queda tal cual la imágen superior. Unos forros de neopreno cierra el doblez de la proa y la popa. Las líneas de cubierta se enganchan con los forros de neopreno y evitan que estos se suelten. Los forros de proa y popa también incluyen agarraderos para cargar el kayak entre dos personas. El Coast XT solo pesa 32 libras armado. Los Prijon Kodiaks de 17′ pesan 52 libras, 20 más que este bote.

El bote se carga fácilmente al hombro aunque el diseño de la cabina es inusual por la forma en que queda amarrado la base del asiento. El mismo asiento es un simple cojín que se amarra al fondo con una cuerda elástica. Dentro del kayak se puede ajustar el posa pies y el respaldar del asiento con unas correas. Me decepcionó que el bote no traía los apoyos para las rodillas. Esto estaba disponible como un accesorio y yo pensé que, así com tenían un asiento de gel como accesorio, los reposos de las rodillas eran una mejor versión del que venía con el bote.

Orukayak Coast XT

Después que armé mi nuevo kayak, lo desarmé y lo guardé en su mochila con todos los accesorios que llegaron. De ahí me tomé una cerveza con Roger, cenamos lo que él había dejado cocinando desde la mañana (unos frijoles y unas costillas de cerdo), y me regresé a la casa en mi moto con la mochila en la espalda. Parecía un motorizado de Pedidos Ya. No era lo más cómodo del mundo, pero cumplía con el propósito de ser transportable. En las siguientes entradas comparto más información (ya salí a remar el bote y es buena la primera impresión).


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja un comentario